A Lorca

Te fusilaron, querido,

Pero nunca se acordaron

De asesinar a los hijos de tu poesía.

Que vuelan las balas

Pero terminan por caer,

Mientras que tus palabras flotan

En lo más alto del cielo, en una nube beige.

Que la melodía de tu pluma

Todavía suena para aquellos

Que queremos escuchar una vez más

El débil eco de tu inocente ternura.

Y aunque no se sabe dónde descansa

Tu cuerpo sucio y marchito por los años,

Estoy segura que algún día se encontrará tu fosa

Coronada por el más hermoso de los olivos y el canto de un ruiseñor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “A Lorca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s